Lima Histórica Y Gourmet

firma_ony_valdez boton-no-olvides-dejar-tu-comentario

Esta es la primera de tres entregas en el blog sobre Perú. Un país mágico y para comérselo. No solo llenó mis expectativas ¡me dejó deseando más!

Perú es un destino al que quería ir desde hacía mucho tiempo. Su cultura, su gastronomía, sus paisajes y esa magia de la que habla todo el mundo que lo visita me cautivaban.

No pude iniciar con mejor pie el 2019 que tachando de mi bucketlist uno de los destinos de América Latina que más deseaba conocer: Perú. Aproveché la oportunidad de que mi esposo debía asistir a una reunión de trabajo en Lima y me dijo que podía tomarse un par de días para ir a Cusco. Así que no lo pensé dos veces para pegármele en ese viaje.

Salimos de Santo Domingo a Lima en Copa Airlines el lunes 7 de enero, vía Panamá, a las 12:40 PM. Llegamos al Hub de las Américas a las 3:12 PM para una escala de apenas una hora y 15 minutos. El vuelo de Panamá a Lima duró casi 4 horas. En este tiempo vimos una película y repasé la ruta que quería hacer en la capital peruana. Iba a estar dos días completos sola durante las horas laborales y ya tenía la agenda full de lugares a visitar. Yes!!

La llegada

Llegamos a Lima a las 8:20 PM. El trayecto del aeropuerto al hotel se me hizo largo, no tanto por la distancia, pero sí por el tránsito que se hacía tedioso en algunas zonas. Por cierto, algunos lugares se me hacían muy parecidos a Santo Domingo. Una hora después llegamos a nuestro hotel, el Hyatt Centric, ubicado en el céntrico distrito de San Isidro.

Había hambre. Así que fue dejar las cosas, refrescarnos un poco y salir. Fuimos a pie hasta Félix Brasserie, por recomendación de la limeña Sonia Chirinos, con quien tengo el honor de trabajar en un programa que desarrolla la Unión Europea en RD. ¡Queee ricuraa! Me devoré todo.

Una exquisita elección para iniciar nuestra experiencia gastronómica aquí. Comimos pulpo, unos calamares a la braza con un corte en espiral que nunca antes había visto y un ceviche mortal, con el que tuve mi primer encuentro con el famoso tipo de maiz choclo. Y por supuesto ¡Pisco para brindar!

Dia 1 ~ Ciudad de Lima

Al otro día tomamos un taxi en el hotel al Centro Histórico, como a unos 25 minutos. Pagamos aproximadamente el equivalente a 10 dólares.

Nos desmontamos en La Plaza de Armas, el corazón de la ciudad, donde queda la casa de gobierno, de una linda estructura. Frente está la Basílica Catedral, donde entramos un ratito, pero nos sentimos incómodos porque, aunque no estábamos haciendo fotos (no se permite) otros turistas sí y no nos gustó la forma en la que les llamaron la atención. No identificamos si fue de parte del personal que cuida la iglesia o un feligrés.

De ahí fuimos andando para contemplar el Palacio Arzobispal y la Fuente de Bronce, donde se destaca el “Ángel de la Fama”.

Después fuimos hasta la Iglesia y Convento de San Francisco una joya de la época colonial. Nos encantó la fachada de la iglesia, de piedra esculpida. Ya en el interior es de estilo mudéjar con bellísimos azulejos que decoran el gran claustro. Es un museo donde es de rigor visitar sus catacumbas, descubiertas en el Siglo XX. Es de los pocos edificios que ha soportado los diversos terremotos que han sacudido la capital a través de los años.

¡Es un must si vas al Centro Histórico! Entra aquí para toda la información que necesites si vas a visitarla: http://museocatacumbas.com/

De ahí fuimos caminando detrás de esta iglesia hasta cruzar el puente que conecta con el Parque la Muralla, uno de los tantos oasis en Lima.

Al terminar este recorrido ya hacía hambre y sed y decidimos ir a comprobar «Dónde hacen el mejor pisco» Ya que, según los limeños, aquí están ubicados dos de los hoteles más antiguos y emblemáticos de la Lima, que se disputan ser los inventores de este trago y los que hacen mejor la receta: El Maury y El Bolívar.

Don Eloy Cuadros es un experto coctelero muy reconocido. Tiene 55 años trabajando en El Maury. Asegura que fue aquí que se originó en Pisco Sour en el año 1930. El hotel está en franca decadencia, pero vienen personas solo a probar su Pisco Sour. Fue uno de los mejores de todo el viaje.
Segundo Pisco Sour de la tarde. Probando en el hotel El Bolívar. Estaba bueno, pero el de Don Eloy en El Maury nos gustó más.

Nuestro próximo destino era el fascinante Circuito Mágico del Agua en el Parque de la Reserva. Estaba en otro distrito por lo que tomamos un taxi en la Plaza San Martín, frente al hotel Bolívar, que nos colocó en 20 minutos en nuestro destino y pagamos aproximadamente 7 dólares.

El Parque de la Reserva, en el Centro de Lima, es Patrimonio Histórico Nacional, uno de los grandes pulmones de la ciudad. Fue construido en 1929 como homenaje a los que pelearon en la Guerra del Pacífico.

Obtuvo el Record Guinness por tener el «complejo de fuentes más grande del mundo». Se trata de 13 fuentes que parecen cobrar vida, amparadas en un sistema de alta tecnología, que las convierte en un verdadero espectáculo nocturno de luces y sonidos conocido como «El Circuito Mágico del Agua». Muy a mi pesar no nos pudimos quedar hasta la noche, que es cuando tiene lugar ¡¡De los pendientes para cuando vuelva a Lima!!

En el parque hay fuentes donde te puedes bañar, así como diversas atracciones para los niños.

El arcos de flores en forma de corazón. Mi spot favorito en el parque.

• La entrada cuesta 4 Soles p/p (un dólar y pico) y abre de martes a domingo de 3:30 A 10:30 PM

Día 2 ~ Barranco y Mirafores

Ese día mi esposo a currar y yo tenía el día para mi solita. Debo decir que en varias ocasiones he viajado sola y he descubierto que este modo también me encanta, que soy capaz de pasarla muy bien conmigo misma y, aunque a veces “mi y yo” no coincidamos en algunas cosas, terminamos poniéndonos de acuerdo…jajajaja.

Luego de un delicioso desayuno incluido en el hotel donde nos alojamos, me fui a dar un paseo al Parque El Olivar. Un remanso de paz, muy bien cuidado. Con flores bellísimas, una gruta y en el centro una lagunita artificial donde nadan peces. Al rededor hay casitas muy coquetas que dan un toque bucólico y de cuentos de hadas al ambiente.

Al medio día debía estar en el hotel para mi primer tour en Lima. Ya había hecho un sondeo por varias opciones y me decidí por Turibus para ir a una ruta por los famosos Miraflores y Barranco.

El punto de Salida era en Larcomar, en Miraflores. Fue mi primer encuentro con el mirador de esta ciudad y, como amante de todo lo que sea mar y costa, ¡me encantó! Pero, al igual que muchos de los que la visitan por primera vez, me pregunté ¿dónde está el sol? ¿Por qué Lima tiene siempre ese aspecto nublado?… como de que va a llover en cualquier momento.

Pues averigüé que Perú es uno de los países con más climas y microclimas a nivel mundial. Aquí tienen lugar 30 de los 32 tipos de climas que existen (me dijo eso un experto local, pero puedes contrastar la info).

Lima es una especie de oasis en el desierto, de hecho, está en parte del desierto peruano. Nunca llueve y siempre está nublado y con brumas.  La última lluvia ocurrió en 1930, como producto del fenómeno del niño. Duró 15 minutos y fue todo un acontecimiento.  Lo que suelen caer son pequeñísimas gotas parecidas al rocío.

Y la razón por la cual Lima tiene este clima tan particular es debido a la corriente fría de Humboldt, que recorre la costa del Pacífico, la cual enfría la temperatura del agua. Esto, unido a la Cordillera Andina (que actúa como barrera natural), provoca una permanente capa de nubosidad.

Volviendo al tour que hice ese día, la empresa envía un taxi a buscarte al hotel y te lleva al punto de encuentro que, como te decía anteriormente, es en Larcomar, un gran y famoso centro comercial en el exclusivo distrito de Miraflores, frente al mar.

Una vez en el autobús, nos dirigimos a Barranco, al sur de la ciudad. Es el barrio bohemio de Lima. Lo anduvimos a pie. Una visita obligada. Aquí se encuentran algunos de los museos más interesantes de la capital peruana, así como bares y restaurantes coquetos. Es un lugar pintoresco lleno de historia y leyendas.

Puente de los Suspiros. Es el símbolo de Barranco. Cuenta la leyenda que si pides un deseo y logras cruzar todo el puente mientras aguantas la respiración, lo que hayas pedido se hará realidad. ¡Yo lo hice! 😉

Se dice que el distrito de Barranco tiene un origen milagroso por la aparición de una cruz luminosa sobre uno de los barrancos que daban sobre el mar, la cual fue vista por un grupo de indios pescadores.

Anduvimos por sus casonas republicanas y coqueto parque que me acordó un poco nuestro Parque Central de Puerto Plata.

De regreso dimos un Sightseeing en el autobús, sin desmontarnos, contemplando los principales atractivos turísticos de Miraflores.

El Tour estuvo bien, pero no extraordinario. Considero también que puede durar más tiempo en Barranco y tal vez incluir algún lugar en Miraflores donde explorar a pie. Pero era mi primera visita a Lima y quería dejarme guiar. Sin embargo, es un recorrido que se puede hacer perfectamente por cuenta propia.

Como me sobró tiempo esa tarde, y faltaba mucho para encontrarme con mi esposo en la noche, exploré de cabo a rabo el centro comercial Larcomar, donde le compré a él un pantalón deportivo que usaría en Machu Picchu. Yo no me compré nada pero comí rico en un restaurante.

Luego me fui caminando por el Malecón, lindo paseo con vista al litoral limeño, recorriendo el emblemático Parque del Amor, con su la escultura El Beso, de Víctor Delfín. Fue inaugurado para un 14 de febrero (1993). El parque está rodeado de mosaicos con frases y poemas sobre el amor. Hay un pequeño anfiteatro y cafetería.

Continué mi recorrido y llegué hasta el parque Antonio Raimondi. Uno de los tantos bien cuidados pulmones que tiene la ciudad.

En este punto estaba un poco cansada, pero al final veía un faro y yo soy débil con ellos. Así que caminé hasta el lindo espacio de La Marina Lighthouse.

Ya caía la tarde y fue todo un espectáculo. De esos regalos gratuitos que te da la naturaleza.

Dia 3- Pachacamac

El esposo seguía en trabajo full. Aunque esa tardecita terminaría más temprano, que era el último día y tenían un cancito del cierre de trabajo en uno de los tantos restaurantes que hay por la Playa, en Miraflores. Un lugar muy chévere del que te hablaré más adelante.

Ese día lo destiné para ir a conocer al sitio arqueológico de Pachacamac, en Barranco-Chorrillos, como a 45 minutos del centro de Lima. Para esto también decidí irme a la seguridad de un tour, también de la compañía Turibus y resultó un éxito.

Ya sabía que este tour era más personalizado y de grupo reducido. Pero finamente fuimos solo tres: dos escocesas y yo. Nuestra guía también era una joven, Milca, ¡así que fue un girls trip! Jajaajaj Con Milca aprendimos muchísimo, no solo del lugar a visitar, si no de datos muy intersates sobre Lima y Perú en general.

En Pachacamac se visita su museo con piezas de gran valor y las ruinas del santuario arquelógico. Pachacamac fue el principal santuario de la costa central durante más de mil años. Sus templos eran visitados por multitudes de peregrinos en ocasión de los grandes rituales andinos.

Al santuario de Pachacamac acudían también habitantes de todos los Andes en busca de soluciones a sus problemas o respuestas a sus dudas. Era un oráculo considerado de ser capaz de predecir el futuro y controlar los movimientos de la tierra.

El abandono del santuario de Pachacamac data de la época de la Colonia. Actualmente, el Ministerio de Cultura desarrolla una serie de trabajos de investigación y conservación para contribuir a la visibilidad y promoción de este importante patrimonio arqueológico.

Lo que aprendí este día:

En la noche tocó rumba. Fuimos con los compañeros de trabajo de mi esposo a Quincha. Un restaurante con música en vivo ¡era noche de salsa! Ya tu chabee…Además del ambientazo y de los buenos piscos…jiji.. me encantó que estaba cerca del mar, en el circuito de las Playas.

Un detalle si vas en el verano de ellos (nuestro invierno, para la época que fui) es que te puedes bañar en alguna de las playas de esta zona. Yo no tuve tiempo, pero tampoco fue que me inspiró mucho, más que me dijeron que esas aguas siempre están bien fresquitas para este cuerpo caribeño.

El tema es que esta noche no pudimos parrandear mucho. Al otro día había que levantarse a las 5 am para tomar un avión ¡a Cusco! Pero antes, quiero contarte aquí nuestra experiencia Lima Gourmet que tuvimos el cuarto día en esta capital, que vino siendo a nuestro regreso de Machupicchu, el día antes de regresar a Santo Domingo.

En el Restaurante La Trastienda, donde nos enseñaron cómo preparar un auténtico Pisco Sour peruano.


Como muchos saben en Perú se come divino. No en vano, es el 6to año que Lima gana como Capital de la gastronomía mundial. Aunque aún los peruanos están esperando (¡con mucha razón!) que reconozcan su comida como Patrimonio de la Humanidad.


Nosotros nos fuimos en la tarde que queríamos beber varios piscos jajajajaj y elegimos a Lima Gourmet Company recomendado por nuestros amigos Carole Hart  y Xavier Pires, quienes habían ido antes y de hecho colaborado en este blog con su experiencia por Perú.


En Lima, si tienes la oportunidad, debes vivir la experiencia de un tour gastronómico. Duran aproximadamente 4 horas y puedes hacerlo en la mañana o en la tarde.

Es muy personalizado. Nos pasó a buscar por el hotel una entusiasta y muy simpática kimberlydaniret  vestida como chef y nos dice que estaba lista para llevarnos por un recorrido de experiencias múltiples para el paladar en cuatro restaurantes de primera.

Primera parada: La Trastienda. Es cocina fusión peruana y latina. Está Frente al mar. Tiene un ambiente minimalista moderno y a la vez tropical. Aquí nos enseñaron a preparar un pisco peruano el cual degustamos con unas entradas a base de bolitas de yuca, y otras frituras muy ricas, acompañadas de una salsa llamada uchucuta a base de queso y galletas.

De ahí fuimos a Amaz Restaurante ¡lo amé! Es una propuesta gastronómica con insumos de la selva Amazónica. Su chef es el reconocido Pedro Miguel Schiaffino quien ha hecho interesantes investigaciones ya portes promoviendo la cultura gastronómica del Amazonas.

Esta foto, sin NADA de filtro, la tomé en entrada de Ámaz. Lo que parecen frutos rojos 🍒 es un vegetal muy peculiar de la selva y sabe a yuca!!! Las semillas marrones son de cajuil.
Debajo, a la izquierda, ceviche de plátano maduro que preparamos nosotros mismos como parte de la experiencia. A la derecha un coctail a base de pisco, vino blanco, una fruta de la selva que se llama «cocona» y algunas reíces.

Luego, ya un poco llenos, fuimos al impresionante restaurante que construyeron en el complejo arqueológico Huaca Pucllana donde hasta hay una foto de nuestro Juan Luis Guerra visitándolo‼
Está en el Distrito de Miraflores y la cocina es creole internacional.

Para cerrar con broche de oro, fuimos hasta el bohemio Barranco y fuimos hasta Crem de la Crem para degustar unos sorbetes artesanales.

Aquí un resumen «fash» de nuestra experiencia Lima Gourmet

Nos encantó este recorrido donde no solo comes muy rico, si no que aprendes mucho sobre la cultura del país y visitas lugares muy interesantes. Súper recomendado.

Pues hasta aquí Lima!! Muy pronto la experiencia en Cusco!!

¿Me prometes que lo leerás?😊

¡¿Alguna pregunta sobre Lima o algo que quieras aportar si ya fuiste?! Dale, escríbeme que sabes que me encanta leerte y responderte 🖤

firma_ony_valdez boton-no-olvides-dejar-tu-comentario
Acerca de Onysela Valdez 78 Articles
Ony Valdez Periodista, Productora, Locutora, Relacionista Publica y Bloguera. Fundadora de este blog de viajes. Si quieres escribirme un correito, puedes ir a la sección de contacto💙

4 Comments

  1. Me encanto amiga sobre todo las opciones gastronómicas. Ya lo tengo guardado pues Peru está en mi checklist 😘👏💪🙌

  2. Me ha gustado mucho tu artículo sobre Lima histórica y gastronómica. Gracias por acordarte de mi y de mis indicaciones gastronómicas . Así me siento un poco más unida al Perú. Al que siempre llevo en el corazón

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: