Escocia de Castillos, Héroes… ¡Y Whisky!

firma_ony_valdez boton-no-olvides-dejar-tu-comentario

Si vas a Escocia es un pecado no visitar algunos de sus símbolos patrios y castillos más emblemáticos. Por eso nuestro tercer día en la tierra de William Wallace lo dedicamos a conocer el campo donde se libró la más relevante de las batallas de las guerras de independencia de Escocia, ir al fabuloso Castillo Stirling, relajarnos por el Parque Nacional de Trossachs, y visitar una destilería de whisky como Dios manda.

Para esta misión volvimos a confiar en los servicios de los amigos de Escocia Turismo. Digo volvimos, por si no has leído el post anterior sobre nuestra primera aventura con ellos, en el que te cuento lo que necesitas saber para ir al Lago Ness y Tierras Altas. ➡Puedes leelo aquí⬅

En este segundo día de tour, nuestro guía de lujo, el director de Escocia Turismo, Benjamín Suárez, nos recogió en el apartamento de Airbnb en Edimburgo donde nos alojábamos mi esposo, mi hijo y yo. Es parte del completo servicio que ofrecen: buscarte donde te alojes.

Esta mañana estaba lluviosa y hacía frío, pero, como el clima es cambiante en Escocia, a media mañana ya estaba el sol afuera y hacía un sol espléndido.

Lo primero que visitamos fue Bannockburn, donde está el campo de batalla en el que Robert The Bruce logró la independencia de Escocia. Anduvimos por los alrededores y admiramos la estatua del héroe escocés.

Luego nos dirigimos a Stirling Castle. Como símbolo de la cultura renacentista escocesa, sabía que se trataba de uno de los monumentos más icónicos e importantes de este país. Lo que no me imaginaba era que desde aquí se obtendría una vista tan hermosa, casi de 360 grados, de una de las zonas con las historias militares más intensas de Escocia.

Frente al castillo se puede ver una gran estatua de Robert The Bruce, rey de Escocia en 1306, y, a lo lejos, el Monumento a Wallace, donde iríamos después.


En el castillo recargamos las pilas en su cafetería con una selección de nada-dietéticas-delicias. Pero de vacaciones, ¡¿quién hace dieta?!

Al llegar, nuestro guía nos da una introducción sobre la historia y los hechos más importantes que debe saber todo visitante a este castillo y que se remontan a los siglos XVI y XVII. También nos da consejos para hacer la visita lo más eficiente y valiosa posible.

Entre las áreas imperdibles están el Palacio de James V. Es uno de los mejores conservados de Gran Bretaña. Aquí puedes echar un vistazo a la riqueza de la vida real del 1500.

La decoración de las seis salas principales es bien colorida y pomposa, porque el rey James V y su esposa, la francesa María de Guisa, querían presentarse a sí mismos como ricos, crème de la crème.


De la majestuosidad de este palacio a hacer una especie de senderismo para llegar hasta el famoso Monumento Wallace, ubicado en la colina Abbey Craig. Benjamín nos dice que nos llevaría solo hasta la base del monumento, pero Iban, Emmanuel y yo decidimos subir hasta la corona del mismo Wallace.

Para los que no vieron la película Braveheart, está basada en los hechos que llevaron al escocés William Wallace de ser un guerrero medieval a un Héroe Nacional: “El corazón valiente de Escocia”. Por los años 1300, Wallace mandó sus tropas a la victoria en la batalla del Puente de Stirling.

Mientras subes por la torre del monumento, en cada piso puedes detenerte a contemplar las exhibiciones donde te narran la historia del patriota y mártir; desde su triunfo en el campo de batalla, hasta la tragedia de su traición, captura y ejecución.

En la cima del monumento

Luego de esta visita seguimos en el autobús con nuestras compañeras de tour donde, por cierto, conocimos a Beatriz, una escritora española a la que le encanta tanto Escocia que su cuenta de IG se llama @scottishgirl__

Selfie con Benjamín,Emmauel, Iban y Beatriz.

La próxima parada era para descansar un poco y almorzar. El trayecto fue hermoso hasta Aberfoyle, un pintoresco pueblito al que no le faltan historias y leyendas. La que más me encantó-intrigó fue la del reverendo Robert Kirk, nacido en 1644. Al Reverendo se le recuerda por “¡querer tender puentes entre el reino de los humanos y el de las hadas!”, así como lo lees.

En uno de los libros que escribió, “The Secret Commonwealth of Elves, Fauns, and Faeries” (La Secreta Comunidad de Elfos, Faunos y Hadas)” narra lo que pasó con él en un lapso que estuvo presuntamente desaparecido. Describe una especie de inframundo donde asegura que interactuó con seres sobrenaturales… El libro es considerado una joya de la literatura folclórica y de la psicología popular de esta nación.

Volviendo al coqueto pueblito en el que nos paramos a almorzar, Benjamín nos recomendó que comiéramos algo ligero o que no fuera en un restaurante porque podría demorar. No le hicimos caso y, como resultado, no solo tuvieron que esperarnos un poco, cosa que me causa mucho estrés, no me gusta hacer esperar a nadie, sino que tuvimos que tragarnos literalmente la comida, lo que provocó que no nos cayera bien.

Pero se nos pasó cualquier malestar al adentrarnos en el Parque Nacional de Trossachs para llegar hasta el hermoso lago Katrine. Aquí teníamos la posibilidad de dar un buen paseo o alquilar bicicleta. Decidimos caminar. No hay que escribir mucho sobre la paz y belleza que se respira en este lugar, las imágenes lo hacen por sí solas.

Se puede hacer glamping en el lago

¡Y para cerrar con broche de oro este maravilloso día, a una destilería! Whisky time!! En Deanston Distillery dimos un tour por todos los departamentos que intervienen en el proceso de elaboración de la bebida nacional de Escocia. Como guía, nuestro experto Benjamín Suárez que es una cajita de sorpresas, ¡ya que hasta de la cata final se encargó!… slàinte! ¡Salud!

De ahí salimos con una buena botella que compramos, galleticas de souvenir y unos dulcitos deliciosos a base de leche y whisky.

De regreso a Edimburgo, Benjamín nos da “la ñapa”, como decimos en buen dominicano, ¡y nos pasa por el Castillo de Leoch!, que en la serie Outlander es la sede del Clan Mackenzie. Su nombre real es “Doune Castle”.

Yo estaba fascinada. Outlander ha sido hasta el momento una de mis series favoritas.

Cerrando con éxito nuestro segundo día de tour con Escocia Turismo.


Tras nuestra última noche en Edimburgo, saldríamos al otro día en autobús a Glasgow (Próximamente te lo cuento)…

Pero debo decir que la cultural y coqueta capital Edimburgo, así como las maravillosas Tierras Altas de Escocia me atraparon. Es difícil describir la belleza, el esplendor y la magia de estos paraísos en la Tierra. Lugares ¡para disfrutar con todos los sentidos!

Al partir de Edimburgo me quedó esa sensación de que algo me faltó por hacer, por descubrir. Definitivamente un destino para volver…

¿Te dan ganas de ir?

Si de alguna forma pude inspirarte con este post, eso pagaría con creces las horas que me tomó hacerlo. Pero creo que valió la pena. quedé satisfecha, y eso es raro.😅

¿ Y a ti, qué te pareció ? 💙

firma_ony_valdez boton-no-olvides-dejar-tu-comentario
Acerca de Ony Valdez 67 Articles
Ony Valdez Periodista, Productora, Locutora, Relacionista Publica y Bloguera. Fundadora del Blog http://www.misviajesmidestino.com Si quieres escribirme un correito, puedes ir a la sección de contacto.

4 Comments

  1. Qué bien lo pasamos por allí. Viendo la foto del Monumento a Wallace, es increíble cómo le dieron forma de casco de guerrero de aquella época a la cúpula de la torre. Un gran día de excursión.

  2. Madre mía, ¡cuántas capas de ropa llevaba yo encima! XDDD Qué genial fue el tour, me lo pasé fenomenal, y eso que subir la cuestita del monumento Wallace… Benjamín, si lees esto, no te perdono que no avisaras del bus; ésta te la guardo de por vida XDDD
    Tenéis que volver a Escocia. ¡Avisadme y a ver si coincidimos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: