Madrid En Un Día: Cómo La Recorrí Sola En Menos De 12 Horas

madrid-en-un-dia-puerta-de-alcala-3_editada

En verano acompañé a mi esposo a un viaje de trabajo a una de mis capitales favoritas: Madrid.

Tenía muchos años sin ir y desde que me enteré de que él debía acudir a unas reuniones durante cinco días en la fecha que yo contemplaba tomar vacaciones no lo dudé: me le pegaría a como diera lugar.

Sí tenía claro que durante el día estaría más sola que la una, en especial el primer día de trabajo donde el don tendría una cena con clientes a la que yo no estaba invitada. ¡Por lo que me tomaría un día completo para recorrer sola Madrid!

Afortunadamente ese detalle para mí no representaba problema; se puede decir que me las arreglo bien viajando sola y que, cuando tengo que estarlo, me llevo muy bien conmigo.

Así que me dije a mi misma: “mi misma prepárate bien un plancito no sólo para las y los que no tienen problemas en hacer turismo solos, sino también para los que pudieran tener dudas o inconvenientes, por la razón que sea, y así lo puedas compartir con todos para el blog”.

Y eso fue lo que hice. Aquí te narro cómo recorrí Madrid yo sola por un día.

Luego de desayunar con el hubbie, cada quien tomó su rumbo: el pobrecito a “currar” 😛 (como le llaman coloquialmente en España a trabajar) y esta que está aquí a recolectar experiencias de viaje.

A mí, que me gusta hacer las cosas a mi manera y experimentar con opciones diferentes, se me antojó hacer algo de lo más “típico turista”: tomar el autobús de dos pisos Madrid City Tour.

Tenía mis dudas en un inicio pero luego de ver varios factores -clima (hacía un calorazo), facilidad de desplazamiento, seguridad y poder garantizar ir a los lugares más emblemáticos, algunos de ellos distantes entre sí y que no conocía- resultó una opción muy conveniente.

Puedes adquirir los boletos en los hoteles y en quioscos en la calle, pero garantizas mejor precio por internet, donde entrando a la página también puedes comprar paquetes que unen el recorrido en el autobús con algún espectáculo, parques temáticos, museos o cualquier otra experiencia.

Yo elegí el ticket del bus por un día completo, a un precio de 21 euros, abarcando las dos rutas: el Madrid Histórico y el Madrid Moderno.

Lo conveniente de estos autobuses es que puedes tomarlos y bajarte en cualquiera de las paradas establecidas en la ruta y durar el tiempo que necesites en cada punto y volver a enganchar hasta llegar a tu destino final, en el período que laboran, que es de 9 am a 10 pm.

Así que gracias a este práctico medio de transporte visitaría los lugares más icónicos de Madrid, y según mis cálculos me daría tiempo desde pasear por los bellos jardines del parque del Retiro hasta ir al Palacio Real… ¡Vamos a ver si lo logré!

A las 9:30 am de ese día estaba en la parada del autobús más cercana al hotel donde me alojaba. En el mapa de la ruta 1 del autobús es la número 4: Plaza de Colón. Me había propuesto regresar a ese mismo punto, tras hacer todo el recorrido, a eso de las 9 de la noche.

Entré a mi “guagua” de dos pisos y subí al segundo, destechado, para obtener mejor visual. Me puse protección solar, mi sombrerito y lentes, el sol no tenía misericordia.

Si no has vivido la experiencia de uno de estos autobuses turísticos en alguna parte del mundo debo decirte que, aunque llueva o haga frío (trata de ponerte capa impermeable y/o abrigo), vale totalmente la pena ir en el “roof”, donde adquieres una perspectiva y sensación del entorno muy chévere.

madrid-en-un-dia-4

Con mapita en mano, libreta para anotar y audífonos que te proveen para escuchar las indicaciones sobre las calles y lugares de interés, empecé mi recorrido. El próximo punto donde pararía el autobús sería el No. 5, correspondiente a Plaza de Cibeles. ¡Qué maravilla!(me decía) Madrid desde arriba.

En Cibeles no me desmonté pues el día anterior la había recorrido a pie y sacado esta foto que más abajo verás ;).

Pero sí contemplé desde otra vista su imponente entorno formado por monumentos de hermosa arquitectura, como la Fuente y el Palacio de Cibeles. La Fuente de Cibeles es el símbolo de Madrid. Se trata de un conjunto escultórico que rinde honor a la Diosa de la naturaleza y protectora del pueblo.

Recordemos que aquí vino La Roja a celebrar tras haber ganado el Mundial de Fútbol. Por su parte, el Palacio de Cibeles es la sede actual del Ayuntamiento y alberga el espacio cultural CentroCentro y la Galería de Cristal.

Aprovecho para recomendarte que aquí hay una especie de templo gastronómico ubicado en su fabulosa terraza, donde podrás degustar exquisitos platos o sencillamente disfrutar de tragos y tapas con una vista impresionante.

madrid-en-un-dia-1
En la Fuente de Cibeles

Y seguimos el trayecto por La Gran Vía, y nueva vez admiro la fascinante dimensión que cobra. También la había recorrido antes a pie y ahora observo con atención los detalles de las edificaciones.

Me encanta la historia del arte y voy contemplando la evolución arquitectónica a través del tiempo y las obras que fueron erigidas a lo largo del Siglo XX y en varias etapas.

Aquí se pueden ver los edificios más clásicos y elegantes de Madrid, algunos tan emblemáticos como el Metrópolis, la sede de Telefónica, el Casino, el Edificio Capitol, Plaza del Callao y el Cine Callao. Sin duda, un conjunto arquitectónico de gran valor, donde se encuentra el primer rascacielos construido en Europa.

En mi recorrido también me fijo que ¡hay Starbucks en cada esquina! Me pasó por la mente entrar a uno cuando hiciera mi primera “bajada a la tierra” Ja, pero no, eso hubiese pasado si estuviera en gringolandia.

Volví en mí y recordé que me estaba esperando un rico cafecito orgánico tipo cortado en un lugar que tenía fichado. Ya verás.

Termino de admirar La Gran Vía y pasamos por la popular Plaza de España.

Esta comenzó a urbanizarse en la década de 1920, sobre los antiguos terrenos de la casa del Príncipe Pío. En el centro de la plaza está el monumento a las Letras Españolas con Miguel de Cervantes, Don Quijote y Sancho Panza.

En la Plaza de España están dos edificios históricos de la ciudad: la Torre de Madrid y el Edificio España. Conforman uno de los conjuntos arquitectónicos más interesantes de la capital.

En el trayecto atravesamos calles y barrios madrileños, y los que no conocemos mucho la zona, vemos otro Madrid ya menos de antaño y más urbano. Se divisa la Torrespaña, el “Pirulí” de Madrid, de una altura de 231 metros, es una torre de comunicaciones perteneciente a la empresa Retevisión.

madrid-en-un-dia-5

Pasamos por el templo Debod. Te cuento brevemente que está ubicado cerca de la Plaza de España. Data del siglo II a.C. y durante siglos estuvo en tierras egipcias. Llegó a Madrid en 1968 como un regalo de Egipto a España.

templo-de-debod-madrid

A todo esto aún, no me bajo del bus. Continuamos pasando por el Teatro Real, uno de los mejores recintos de ópera de Europa gracias a sus modernas instalaciones.

Seguimos y le digo baybay a la majestuosa Puerta de Toledo. Con 19 metros de altura se trata de la última puerta monumental que se levantó en Madrid. Luego pasamos por la hermosa Basílica de San Francisco el Grande.

En esa parada decidí bajarme para disfrutar del trayecto a pie hasta la Catedral Santa María la Real de la Almudena, erigida para honrar a la Virgen de la Almudena, Patrona de Madrid. Imponente y hermosa, de estilo clasicista en su fachada y exterior, aunque en el interior del templo tiene un estilo gótico.

Lateral Catedral de la Almudena. Una de las paradas del bus turístico.
Lateral Catedral de la Almudena. Una de las paradas del bus turístico.

Como queda frente al Palacio Real de Madrid, maté dos pájaros de un tiro. Estaba indecisa sobre a cuál edificación entrar primero y me decanté por la Catedral que tenía la fila más corta para entrar.

 

Los horarios para las visitas al museo de la Catedral son de lunes a sábado, de 10 a.m a 2:30 P.m. Pagué seis euros por entrar, la tarifa general para contribuir a su mantenimiento. Allí tienes acceso al wifi y te dan la clave para que, a través de su página, recibas un tour guiado con tu celular o tableta.

A través de varios pisos pude contemplar reliquias que datan de la construcción de la gran iglesia, que inició a finales del XIX sobre la antigua iglesia de Santa María la Mayor. El proceso fue muy lento. En 1993, por fin, la catedral fue consagrada al culto por el Papa Juan Pablo II.

Y el salón donde exponen los recuerdos de ese memorable día para la fe católica española tiene un aura especial, así lo percibí luego de andar por varias de sus exhibiciones. Puedes ver desde la indumentaria utilizada por el fallecido Santo Padre hasta vídeos y fotos del acto.

Pero lo que más me gustó del recorrido fue llegar hasta la cima y contemplar Madrid desde esa perspectiva. No sé si por tratarse de un templo religioso, o por el hecho de que contemplar paisajes desde las alturas tiene un efecto de paz para mí, pero el momento fue muy especial y lo atesoré.

Es una de las ventajas de viajar solo, puedes tener pequeños momentos para ti, de reflexión o de lo que quieras, pero tuyos. Son necesarios.

madrid-en-un-dia-vista-cupula-catedral

 

Salida de mi trance en la cúspide de la Almudena, bajé al interior de la gran capilla para conocer el santuario y el lugar donde se celebra la misa. Me acordó un poco a nuestra Basílica de Higüey, donde se le rinde culto a la Virgen de la Altagracia, Patrona de los dominicanos.

Si la visitas no dejes de ir al final a su tienda de souvenirs, valga la promoción. Tienen artesanía y accesorios muy lindos y a buen precio, independientemente si eres religioso o no. Puede que te gusten y colaboras con buenas causas.

De ahí me dirijo al Palacio Real. ¡Por fin! En visitas anteriores siempre había una enorme fila y compruebo que hice bien en ir primero a la Catedral. Ahora apenas tuve que esperar pocos minutos para entrar. Claro, las veces anteriores, igual que esta, no había adquirido el ticket de entrada vía internet.

Es lo más recomendable. Y vuelvo y te recuerdo que hay paquetes especiales que puedes comprar junto al del autobús Madrid City Tour que incluyen entradas a diversos lugares como este.

Pero en mi caso quería ir a mis anchas. Aquí la tarifa es de 10 euros. Los niños menores de 5 años no pagan y si vas un 18 de Mayo, Día Internacional de los Museos, no paga nadie.

Enorme es la plaza que precede a su entrada, desde donde puedes observar en toda su dimensión la imponente Catedral Almudena.

madrid-en-un-dia-vista-catedral
Vista Catedral de la Almudena desde el Palacio Real

El Palacio Real fue construido en el siglo XVIII, por orden de Felipe V, sobre un antiguo solar, antes castillo musulmán. La puerta del Príncipe, en el lado Este, da acceso al patio central. Los jardines de Sabatini y Campo del Moro son otro de los atractivos, así como todas sus fachadas.

Disfruté mucho ver e imaginarme cómo ha sido y es la vida ahí de la realeza. Y me pregunté qué tanto “jaula de oro” ha sido para algunos.

También tiene un área dedicada a las grandes colecciones de arte de la monarquía española. Imperdible.

Madrid-en-un-día-Palacio-Real

Al salir me fui andando rumbo Calle Mayor para recorrerla a pie. Es una vía con mucho encanto colonial. Por ella, que desemboca en la famosa Plaza Mayor, llegas al Mercado de San Miguel; mi próximo objetivo.
Hice algunas fotos a edificaciones coquetas y medievales.

Me llamó la atención el Palacio de los Duques de Uceda, que alberga el Consejo de Estado y Capitanía General y la Plaza de la Villa, donde está el Ayuntamiento de Madrid y Casa Consistorial. En mis fotos verán la bandera de orgullo Gay pues justo al otro día había una gran marcha en Madrid para reivindicar sus derechos.

madrid-en-un-dia-7

madrid-en-un-dia-8

Me encantó de esta caminata que me perdía por callecitas laterales y encontraba estos barcitos y coquetos puestos para café y tapeos, así como tiendas con productos artesanales, como los irresistibles turrones.

Y por fin llegué: ¡El Mercado San Miguel! Como dejaré todos los detalles de este encantador lugar para otro post, sólo te diré que aquí comí unas tapas de muerte lenta y me tomé uno de los mejores cafés artesanales de mi vida.

Había que recargar las pilas, me quedaba toda la tarde por delante.

madrid-en-un-dia-mercado

madrid-mercado

madrid-en-un-dia-6

Una vez salí del Mercado caminé un poco por los alrededores y por la Plaza Mayor. Está a pocos pasos de ahí. Luego, en la misma Calle Mayor tomé mi guagüita como a eso de las 3:30 pm.

Decidí sentarme ahora en el primer nivel del autobús, techado y con aire acondicionado. Mi próximo destino sería el Parque del Retiro y sabía que volvería a caminar mucho.

Pasamos por La Puerta del Sol (esa que popularizaron Ana Torroja y Mecano en su canción dedicada a fin de año).

Es uno de los centros neurálgicos de Madrid. Visita obligada si no la conoces. Entre sus puntos emblemáticos, la figura del Oso y el Madroño, junto a la calle Alcalá o la estatua ecuestre de Carlos III, de nueve metros de altura.

Por la calle Alcalá seguimos hasta su no menos famosa Puerta, y ahorapienso en Víctor Manuel y Ana Belén: “Miralá, miralá, miralá: ¡La Puerta de Alcalá!”. Aquí me desmonto y camino unos pasos para entrar al Parque del

Retiro, uno de los principales pulmones de Madrid, y un hermoso escenario para la cultura, el ocio y el deporte.

madrid-en-un-dia-9
Puerta de Alcalá

Es un enorme parque de 118 hectáreas (1,180,000 m²) y más de 15 mil especies de árboles. Si vas por tan poco tiempo, como en mi caso, te aconsejo agarrar el mapa y ubicar los siguientes lugares: El Palacio de Velázquez y el Palacio de Cristal, ambos construidos por el arquitecto Ricardo Velázquez Bosco.

También debes conocer el Monumento al Rey Alfonso XII, un conjunto escultórico situado en el corazón del parque. Bellísimo, donde puedes, si el tiempo lo permite, vivir la experiencia de remar en los botecitos de su estanque.

madrid-en-un-dia-16

También, seleccionar alguno de sus diversos jardines y fuentes, como La Fuente de los Galápagos, que conmemora el nacimiento de Isabel II. Y si amas las rosas no puedes perderte la Rosaleda, para deleitarte con su tremenda colección.

¡Ahh!, y no se me puede quedar el Parterre Francés, con el Ciprés Calvo, el árbol más antiguo de Madrid, ¡del que se dice podría tener alrededor de 400 años!

Terminé mi recorrido por el parque con un “cansancio del bueno” ¿Cómo te lo explico?

madrid-en-un-dia-17

madrid-en-un-dia-18

De ahí al autobús. Pasamos por el Círculo de Bellas Artes y me bajo en la próxima parada: El Museo del Prado.

Es el punto 1 de la ruta del autobús y muchos la toman y culminan en este lugar, por lo que si no te quieres desmontar o entrar al museo, mejor que des un paseíto por los alrededores o te tomes algo en algún barcito, porque el autobús dura una media hora en esta parada.

Fue lo que hice, pues ya tenía programado ir al museo al día siguiente con primas muy queridas, con quienes iba a coincidir en Madrid esa semana.

madrid-en-un-dia-14

madrid-en-un-dia-15

Aquí cambio de bus y me subo en la Ruta 2 para un paseo por el Madrid moderno y más urbano. Si compras los boletos por dos días de autobús puedes perfectamente hacer en un día del tramo histórico y cultural, para tener más tiempo en cada atracción, museo o monumento, y el otro día la ruta 2, donde puedes bajarte en un centro comercial para luego continuar y quedarte cerca de tu hotel, si estás hospedado en el centro, pues la mayoría de las paradas de las rutas pasan muy cerca de las principales calles del centro de Madrid.

En mi caso ya iba a descansar, caía la tarde y me deleité con las edificaciones del Madrid vanguardista, comercial e innovador. Pasamos por el Estadio Santiago Bernabéu y tuve que hacer una foto para enviársela inmediatamente, gracias a san wifi, a mi hijo Emmanuel, apasionado del fútbol.

Otro aspecto interesante de esta ruta, para los amantes del arte, es que puedes conocer varios de los museos de arte moderno más importante de la ciudad.

madrid-en-un-dia-20

Si hubiese querido podía “irme en una” y continuar hasta las 10 pm en la ruta 3 para deleitarme con el Madrid de Noche, pero es básicamente hacer la misma ruta 1, Madrid histórico. Claro que, con el encanto de las luces, adquiere otra dimensión.

Yo a eso de las 9 p.m. me quedé donde mismo había tomado el bus a las 9:30 a.m., en la Plaza Colón, a una esquina de mi hotel.

Regresaba con el corazón contento de haber tenido un día cargado de emociones y nuevas experiencias, de comprobar que yo me llevo bien conmigo y de saber que tenía en manos algo nuevo que compartir contigo.

¿Te resultó útil? ¿Tienes otra sugerencia para hacer en Madrid y compartirla con esta comunidad que ama viajar?

No me aguanto a saber tu impresión. ¡Me encantaría que nos comunicáramos! Así que, please, déjame saber por aquí… hasta si no te gustó  la recomendación 😛 Prometo no regañarte jajajajaja

Hasta la próxima aventura 😉

firma_ony_valdez boton-no-olvides-dejar-tu-comentario
Acerca de Ony Valdez 43 Articles
Ony Valdez Periodista, Productora, Locutora, Relacionista Publica y Bloguera. Fundadora del Blog http://www.misviajesmidestino.com Si quieres escribirme un correito, puedes ir a la sección de contacto.

6 Comments

  1. Hola Onysela! Cómo estás? Primera vez que entro a tu blog y me ha gustado muchísimo! Me ha recordado los paseos por Madrid y que me faltaron algunos lugares!! Tendré que volver!! Muchos éxitos!!

    • Hola Mary!! Que gusto saber de ti! Me alegro mucho que te haya gustado y sido útil!! Si quieres puedes suscribirte para que te lleguen las notificaciones, solo tienes que poner tu email 😉 Abrazos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*