Cómo Viajar A Machu Picchu Por Tu Cuenta. La Experiencia de Una Pareja Viajera

“Un viaje Mágico-Espiritual” pueden ser las mejores palabras para definir Machu Picchu, de acuerdo a los viajeros que han tenido la suerte de ir.

Conocido como el Santuario histórico de Machu Picchu, desde 1983 es parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Y desde el 7 de julio de 2007,el impactante conjunto cultural y ecológico, se denominó  como una de las nuevas 7 maravillas del mundo moderno.

Perú  es el destino de moda en América Latina. Cada año su fama y auge crecen más. La razón, muy sencilla. Es un país completísimo y muy rico en todos los sentidos.

Tiene para ofrecer desde el ambiente cosmopolita y cultural de Lima, hasta su merecida fama internacional de destino gastronómico, que bien puedes combinar con su parte histórica y arqueológica por excelencia: Machu Picchu.

Además, muchos viajeros coinciden en que se puede hacer un gran viaje gastando mucho menos que en otros destinos fabulosos, y que la relación precio calidad por lo que recibes está muy bien valorada.

En nuestro país vemos como diversas agencias y tour operadores realizan atractivas ofertas. Decenas de personas viajan anualmente desde República Dominicana al país andino.

Este año se espera que la cifra aumente ya que, desde el primero de enero de 2017, Perú  eliminó  el requisito de visado para los dominicanos que deseen viajar en calidad de turistas a esa nación suramericana, y viceversa.

Hace unos meses la pareja de amigos Carole Hart y Xavier Pires (ella publicista y el periodista) vivieron la experiencia por su cuenta ¡y aseguran que les cambió  la vida!

En este link —► Haz click aqui ◄— podrás ver la narración de Carole en este blog sobre la aventura que vivieron en Lima, ¡y la verdad es que dan ganas de ir!

Nos quedó  pendiente la segunda parte dedicada a Machu Picchu, así que a continuación lo que ellos me contaron sobre su inolvidable viaje.

¿Por qué eligieron Perú?

Carole: Yo tenía deseos de conocerlo desde que viví un año en España, por estudios, y me tocaron unas compañeras peruanas. Con ellas empecé  a conocer la cultura y tradiciones y quedé  fascinada ¡En especial con su gastronomía, tan deliciosa y colorida!

Desde entonces me decía que debía conocer Perú. Y la oportunidad nos llegó  el año pasado, y fue justamente en el momento en el que algo dentro de mí me decía que debía ir a un lugar que recargara mis energías, y que fuera diferente a lo común; autóctono, con cultura e historia propia.

Nosotros vivimos muy estresados y le dije a Xavier: “Yo necesito viajar y hacer un cambio. No importa lo que pase en el trabajo, yo necesito un respiro, por mi salud, paz y bienestar”.

Xavi: Nos encanta viajar, pero siempre por la familia estamos viajando a Europa, y esta vez dijimos: “¡Vamos a viajar a América del Sur!”, y al pensar en Perú  fue como: “¡Ah, ese es el lugar perfecto!”. No lo conocíamos, nos llamaba muchísimo la atención, por su cultura y gastronomía.

Para mí es como el más completo. A nosotros nos encanta descubrir, experimentar aventuras y también comer, jajajaja, imagínate ¡Lima es una de las Capitales de la Gastronomía a nivel mundial! Qué mejor lugar.

Este viaje ustedes lo armaron por su cuenta, ¿cómo fue la planificación?

Carole: Te cuento que este viaje fue emocionante desde el inicio y en todas las etapas. Comenzamos a planificarlo un par de meses antes, cuando vimos la fecha en la que podíamos viajar, que era para mediados de octubre.

Xavi: Disfrutamos un montón la etapa del pre-viaje. Cada semana leíamos una reseña nueva sobre cómo ir a Perú  y llegar a Machu Picchu, anotábamos cosas nuevas, íbamos haciendo el presupuesto, le fuimos dando forma y diseñando a nuestra manera para que se convirtiera en la gran aventura que resultó.

Carole: Justamente, mis padres habían ido a Perú  hacía poco en un tour gastronómico fabuloso y nos trajeron datos de importancia. Pero nosotros quisimos hacerlo a nuestra manera. Eso era de blog en blog, de páginas turísticas en páginas turísticas, viendo opciones aquí y allí, cogiendo ideas y descartando otras.

Lo bueno que te da armar un viaje por tu cuenta es la libertad de decidir cómo quieres llegar, qué  lugares del destino visitar y qué  tiempo pasar en ellos. Te ahorras un dinero considerable y tienes la posibilidad de conocer nuevas personas y ampliar tu círculo de amistades internacionales, así como interactuar más con los locales, lo que a su vez te permite conocer mejor su idiosincrasia.

Carole y Xavi compraron sus boletos por internet con varias semanas de anticipación, lo que permite mejor precio. Se fueron por Copa Airlines, vía Panamá. Luego Xavi se dio cuenta de que otra buena opción, directa y más económica, hubiese sido Latam Airlines, pero saliendo desde Punta Cana.

También por internet adquirieron desde República Dominicana los tickets para entrar a la Ciudadela de Machu Picchu, los trenes y otras entradas que necesitarían.

Para alojamiento en Lima y Cuzco (o Cusco) se decantaron por el popular Airbnb y aseguran que es la mejor decisión. Luego, el día que subieron a la montaña, debieron pernoctar en Aguas Calientes y ahí se alojaron en una cadena hotelera.

Cuando esta dinámica pareja llegó  a Perú  pasaron los primeros idílicos días en Lima para una experiencia gastronómica, urbana y cultural fuera de serie que, como te decía al inicio de este post, puedes leer en el link que ahí aparece.

Y después de unos maravillosos días en la capital peruana, vendría la verdadera aventura mística.

Por cierto, no te he dicho que el nombre de este lugar proviene del quechua sureño “machupikchu”, que significa “Montaña Vieja”.

En una altitud de 2,490 metros, se encuentran los vestigios del antiguo poblado andino incaica construido en el siglo XV, en el área rocosa que une las montañas Machu Picchu y Huayna Picchu, al sur del Perú, en el lado oriental de su Cordillera Central.

Siempre ha estado rodeada por un velo místico y de leyendas. Se ha dicho que fue desde un fuerte militar hasta un santuario religioso. También, morada y cementerio de monarcas y de altos sacerdotes indígenas. Y entre los entendidos en materias esotéricas, hasta se habla de que ahí se encuentra un portal y uno de los puntos energéticos del planeta.

Recuerdo una vez que entrevisté  a una persona que había hecho un cambio radical en su estilo de vida y me decía que en Machu Picchu, en un momento que estaba contemplando uno de sus alucinantes paisajes, recibió lo que podría describir como un golpe a la conciencia, o una especie de revelación, que provocó  que su vida fuera totalmente diferente al regresar de ese viaje.

Y aunque no en esas dimensiones, algo similar le sucedió a mi amiga Carole.

Ruina de Ollantaytambo en el Valle Sagrado

DE CUZCO A MACHU PICCHU

¿Cómo llegaron?

Xavi: De Lima nos fuimos en un vuelo de una aerolínea peruana: Bien-Air. Buscamos las recomendaciones en TripAdvisor y nos fue muy bien. Otra de las recomendadas es StarPeru, pero tuvimos dificultades para comprar los boletos online en su página. Lo mejor es irse de Lima a Cuzco en avión (sólo una hora y pico de viaje) porque si lo haces por carretera te toma casi un día completo.

Carole: Llegamos a Cuzco, donde pasaríamos 5 días (al día siguiente íbamos a Machu Picchu), y fuimos directamente a dejar las cosas a nuestro alojamiento Airbnb. Se trataba de una casa grande reformada como una especie de hotelcito boutique, con unas vistas que te dejaban sin aliento. La propietaria estaba siempre ahí y era la que atendía. Fue una experiencia súper cálida, como estar en familia. Ella nos asesoró  y aconsejó  de la mejor forma posible.

Xavi: Tan pronto llegamos nos fuimos a inspeccionar el pueblo, a caminar por sus callecitas, llenas de historias y cultura. Sorprende mucho como los peruanos conservan sus tradiciones, y en Cuzco muchos nos hablaban en lengua quechua. Nos dijeron que en los últimos años se ha despertado un interés en ellos en defender, mantener e impulsar sus raíces.

Tuvimos la suerte de coincidir con una fiesta patronal y ver lo que es una celebración popular allí.

De las impresionantes obras arquitectónicas coloniales en Cuzco

Carole: A mí me llamó  mucho la atención el ambiente mágico-religioso y la mezcla de religiones, el sincretismo. Tu entrabas a una iglesia fundada por los españoles colonizadores y en los cuadros de las paredes podías ver imágenes católicas junto a otras indígenas, como la hoja de Coca que allí es símbolo de fuerza, y un famoso roedor, parecido al hurón, que también se come como plato típico… pero a eso dijimos: “¡No, gracias! jajajaja”.

Con iglesia de fondo en Cuzco

Cuzco está  a 3,400 metros de altitud y se ubica al sureste de Perú. Fue declarada “Capital Histórica” en la constitución peruana y antiguamente fue la capital del Imperio inca, una de las ciudades más importantes del Virreinato del Perú. En esa época los españoles edificaron iglesias, palacios y plazas de estilos barrocos y neoclásicos.

¡AY, LA ALTURA!

Si, lo que has oído, si no has ido, es cierto. Debes tomar medidas para que te afecte lo menos posible. Pero de que afecta de alguna forma, AFECTA. En especial si no te aclimatas poco a poco. Así me lo han confirmado varios amigos que han visitado la zona, y es el testimonio de Carole y Xavi.

Xavi: Lo que te aconsejo es que el primer día que llegas te quedes tranquilo, te des tu infusión de coca y si sales a caminar no recorras grandes distancias ni te agotes mucho. En Cuzco, por la gran altura (está más alto que Machu Picchu) yo me sentía como en cámara lenta y lo primero que hizo nuestra anfitriona en el hotel fue darnos el té. También hay hojas que puedes masticar cuando te sientas mareado.

Carole: Lo de la altura el primer día me afectó. Por yo no descansar lo suficiente, porque quise salir de una vez, me maree y me sentí muy sofocada. Era como andar pocas distancias y tener que parar para respirar mejor y reponerte. Recomiendo caminar lento porque hay muchas subidas y bajadas. La sensación es como tener la presión alta. Se recomienda no tomar alcohol, y así lo hicimos hasta que regresamos de Machu Picchu y ya estábamos aclimatados.

Hablando de “alcohol” Xavi nos recomienda las cervezas locales, que tienen un sabor interesante. No se toman muy frías, pero según sus palabras: “Las cervezas cusqueñas están buenísimas”.

MACHU PICCHU

Carole: De Cuzco nos fuimos en un taxi hasta Ollantaytambo. Lo bueno de esto es que pudimos pararnos en varios pueblitos en el trayecto,como en Maras y Chincheros, y durar el tiempo que quisiéramos. Acordamos previamente con un taxi una tarifa que resultó  muy justa, y el taxista (muy amable como suelen ser allí) se convirtió  también en nuestro guía turístico.

Bella y típica estampa en El Valle Sagrado durante una de las paradas que pudieron hacer en el trayecto

Para llegar hay varias opciones para desplazarte en tren, mediante la empresa operadora Perurail. Van desde la más económica hasta la más cara y lujosa. Esta última opción es a bordo del tren llamado Belmond Hiram Bingham, en honor al descubridor de las ruinas de Machu Picchu.

También se puede ir caminando, por el trayecto conocido como “El camino del Inca”. Pero hay que disponer de tiempo, son 4 días. Es el favorito de mochileros y personas que les encanta hacer senderismo y, por supuesto, también es una forma de recortar el presupuesto. Famosos como Antonio Banderas y su hija Estela lo han realizado.

Xavi: Ya en Ollantaytambo es que se coge el tren hasta Aguas Calientes. De las opciones en Perurail elegimos el tren Vistadome , que tiene ventanas hasta en el techo, y en el trayecto estás en medio de naturaleza con un paisaje alucinante. Lo puedes también tomar en Cuzco pero sale muy caro. El trayecto tarda como 2 horas y pico.

Llegamos en la tardecita y lo primero que hicimos, lo recomendable, fue comprar los tickets para el autobús que te lleva a Machu Pichu, donde se puede ir a pie, pero es muy (literalmente) cuesta arriba.

Vista de una coqueta calle en Aguas Calientes

Dormimos esa noche en Aguas Calientes, donde los hoteles son costosos para la calidad básica que tienen. Fuimos a uno que nos salió  en 100 dólares con desayuno incluido, no “muy allá”. Nos levantamos a las 5:00 am. Es lo más recomendable porque la fila es más pequeña.

Carole: Al llegar a la Ciudadela de Machu Picchu nos dirigimos inmediatamente al punto para subir a la montaña “Machu Picchu”, teníamos la reserva para las 7:00 am.

Es importante destacar, para los que no conocen el lugar, que una cosa es La Ciudadela de Machu Pichu y otra la montaña Wayna Picchu, que es la montaña famosa que siempre sale en las fotografías. Tanto a esa montaña como a la llamada “Montaña de Machu Picchu” se puede subir, pero requiere que compres el ticket de entrada y hagas la reserva con tiempo, pues sólo permiten cierta cantidad de personas al día.

Vistas Montañas en Machu Picchu

Xavi: Nosotros nos decidimos por la Montaña de Machu Picchu, que es la más alta del lugar, aunque la menos empinada. Tardas dos horas en subir y dos horas para bajar, uno se cansa bastante y cuando subes el caminito es estrecho, pero TODO vale la pena. Se trata de unas vistas espectaculares, la vegetación y el entorno son impactantes. Ves hermosas montañas con nieve al fondo, el esfuerzo para subir y el tiempo que se toma valen la pena.

Carole: Allí descubrí que mi vértigo no es cuestión de juego…jejeje.. pero no me arrepiento. Debes ir en cierta condición física, pero recomiendo a todos los que puedan que cuando vayan a Machu Picchu no dejen de subir a esa montaña.

Xavi y Carole en el trayecto de subida a la Montaña Machu Picchu

 

Xavi: Luego de bajar nos quedamos recorriendo La Ciudadela. Lamentablemente ya no había guías disponibles y los que aparecían había triplicado su tarifa. Si llegas temprano, y reúnes un grupo de seis personas, te consigues un buen guía a un precio bastante razonable.

Lo que hicimos fue pegarnos a varios grupos y escuchar lo que pudimos. La verdad que es una historia fascinante y los relatos te dejan con muchas preguntas.

Carole: ¿Cómo construyeron eso? ¿Cómo lo lograron? Tan avanzados para la época y en medio del terreno accidentado. Nunca me imaginé  que en América tuviéramos un destino realmente tan espectacular como ese.

Cuando vayas a Machu Picchu, tanto esta pareja de amigos como otras personas que consulté, coinciden en que es muy importante que lleves dinero cambiado a la moneda local, los Soles, ya que no se aceptan otras divisas. Así que mejor cambiar en Cusco o en Lima antes de ir a la zona.

Xavi: Al regresar de Machu Picchu a Cuzco fue que aprovechamos para conocer al Valle Sagrado de los Incas, donde están Ollantaytambo (del quechua: Ollanta y Tampu) y el pueblo de Pisaq.

El primero es un poblado y un sitio arqueológico incaico, situado al sur del Perú, a unos 90 km al noroeste de la ciudad del Cuzco. Es la única ciudad del incanato en el Perú  que aún está  habitada. Hermoso y mágico lugar. Una parada obligatoria.

Mercado en la entrada del parque arqueológico de Ollantaytambo
Ruinas en Ollantaytambo
Xavi en Ollantaytambo

Carole: Pisaq me dejó embelesada. Es un pueblo espectacular, tiene todo para admirar de la construcción indígena. Fue súper interesante apreciar el increíble adelanto tecnológico que implementaban para la época, en especial en la agricultura, como se puede apreciar en la forma escalonada de preparar la tierra, y en la construcción de sus templos de adoración a la Madre Tierra.

Aquí un pequeño video de PISAQ grabado por Carole y Xavi

 

Terraza agrícola en el pueblo de Morray, Valle Sagrado de los Incas.
En el pueblo de , Valle Sagrado de los Incas

Xavi: Al regreso del Valle Sagrado cogimos un autobús público, lo que aquí diríamos una voladora, hasta Cuzco. Por 6 soles cada uno, que vienen siendo unos dos dólares. Es seguro y recomendable para una experiencia menos turística y más local.

En una de las paradas técnica en el Pueblo Moray, de regreso a Cuzco

 

LO QUE CAROLE Y XAVI RECOMIENDAN QUE NO DEBE FALTAR EN TU MOCHILA PARA LA AVENTURA MACHU PICCHU:

  1. Bloqueador solar.
  2. Repelente.
  3. Agua, mucha agua, y algún snack nutritivo, como barritas de energía. “Es importante advertir que en los alrededores de la montaña no se come muy bien y es un poco caro”.
  4. Chubasquero, o abrigo impermeable, ya que suele llover y también hacer “frío”, en especial para nosostros los caribeños. Estamos hablando de una temperatura que ronda en la montaña entre los 12 y 13 grados centígrados y puede bajar.
  5. Pantalones largos y, muy importante, calzado cómodo y resistente.
  6. Pasaporte contigo, siempre.

EL PRESUPUESTO

Estos son los costos de Xavi y Caro (octubre 2016) para ir a Machu Picchu, excluyendo la experiencia que tuvieron en Lima. Ellos dicen que el viaje en total de ambos, por 11 días, con todos los gastos, no superó  los 204 mil pesos dominicanos, unos 4,350 dólares.

Descripción Inversión en US$
Pasaje (ida y vuelta SDQ / Lima) $1,580.88
Pasaje Ida y Vuelta Lima /Cuzco $150.00
Alojamiento Airbnb Cuzco (3 noches) $84.00
Estadía Aguas Calientes (1 noches)  $100.00
Bus Cuzco Ollantaytambo Ida y Vuelta $47.00
Tren Vistadome (Ollantaytambo – Aguas Calientes) $306.00
Bus Aguas calientes-Machu Picchu   $6.00
Transporte Valle Sagrado $10.00
Costos envíos Jetpack (Mochilas y Tenis de montaña) $86.95
Compra Online de las mochilas/Socks /Agarre Celular $282.96
Entradas a Machu Picchu con subida a la Montaña $173.80

EL TESTIMONIO

Xavi: Sentí que hicimos la mejor elección al decidirnos por este destino. Fue un viaje espectacular en todos los sentidos. He tenido en la vida la suerte de viajar mucho. Había dicho hasta ahora que nada se compararía con la experiencia que viví en el 2001 en Egipto, pero ahora para mí Perú está a la misma altura.

Carole: Yo siento que no volví a ser igual. No te lo puedo poner en palabras, pero fue impactante. No es que sintiera nada sobrenatural en la montaña, pero sí posteriormente. Siento que después de ese viaje manejo cosas de mi vida de forma diferente. Fue como un aprendizaje que me dejó  otra perspectiva de la vida.

Como a darle prioridad a las cosas que deben ser importantes, a ser más desapegada de algunas cosas y a no depender de los resultados. Y entendí que no podemos dejarnos vencer emocionalmente por las cosas que no están en nuestras manos, aquellas de las que no tenemos el control.

Palabras muy Inspiradoras. A esto es lo que llamo un viaje Exitoso. De eso se trata el arte de saber viajar, de no regresar igual, de descubrir la lección de cada día, hasta en los más sencillos detalles.

De valorar y disfrutar al máximo el momento, de atesorar lo que tienes y estar atento a aquellos pequeños milagros que están ahí para ti y van teniendo lugar a medida que recorres este fascinante camino que se llama vida.

¿Qué  esperas para realizar ese viaje que será  inolvidable? Recuerda que no está  directamente relacionado a la cantidad de dinero que gastes, ni a la distancia que recorras, si no a esas experiencias intangibles vinculadas a como disfrutas y atesoras el momento.

—►¿Quieres ir a Perú?

—►¿Encontraste datos de utilidad en este post?

—►¿Qué  te pareció?

—►¿Necesitas más información?

¡Déjame saber! Tu opinión es muy valiosa para Mis Viajes Mi Destino 😉

¡Hasta la próxima aventura!

firma_ony_valdez boton-no-olvides-dejar-tu-comentario
Acerca de Ony Valdez 43 Articles
Ony Valdez Periodista, Productora, Locutora, Relacionista Publica y Bloguera. Fundadora del Blog http://www.misviajesmidestino.com Si quieres escribirme un correito, puedes ir a la sección de contacto.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*